Después de pasar la tarde juntos, mi amigo y yo entramos en el piso. ¡Y allí el tío empieza a meterme la mano en la polla! Como si fuera de broma, ¿sabes? Pero yo, yo no me dejo llevar...¡no soy un depravado! Después, me la quería chupar. Bueno, está claro que me ha hecho mucho bien... y me ha puesto super caliente. Después, no sé ni como, me ha desvirgado el hijo puta. Bueno, ahora tengo el culo más ancho, pero ha estado muy bien... Joder, qué vergüenza, ¡mi colega me ha roto el culo!

Mp4 standard
Mp4 mobile